Historia

Usted está aquí

Nos encontramos en un lugar cargado de belleza y de historia. En el siglo vi a. C. los ilergetes ya elaboraban su propio aceite de oliva, una tradición que se ha mantenido hasta nuestros días. Quizá por eso consideramos el olivo un cultivo genuino que refleja nuestro clima y nuestra cultura.

Nuestros olivos, muchos de ellos centenarios, han formado parte de este paisaje y han sido testigos silenciosos durante décadas, echando raíces y obsequiándonos con sus frutos.

Para crear el nombre comercial Molí del Set nos hemos inspirado en la Balma dels Punts, un yacimiento de pinturas rupestres situado en nuestras fincas que conserva muestras de las creencias de los grupos neolíticos y epipaleolíticos.

El conjunto pictórico incluye un total de once dibujos que combinan dos estilos, el naturalista y el esquemático. El primero está representado por el ciervo y el segundo, por un gran conjunto de puntos, uno de los más importantes de Cataluña (se contabilizan más de 400 puntos). La forma tan bien organizada de los puntos y su estrecha relación con el ciervo hacen pensar en alguna forma de cómputo, asociada al cuadrúpedo, un animal divinizado. Además, en la parte superior de la pared frontal se observan diversos conjuntos grabados de pentalfas y una cruz, que podrían datar de la Edad Media.

Debido a su interés, como evidencia excepcional de la capacidad intelectual del ser humano, este conjunto ha sido declarado Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Español y Bien Cultural de Interés Nacional del Patrimonio Cultural Catalán, además de ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1998 con el nombre administrativo convencional de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica (fuente: Asociación Catalana de Arte Prehistórico, ACAP).

Si deseas visitar las pinturas rupestres, ponte en contacto con nosotros: info@molidelset.com